ANTONIO ARAMBURO

Erla

 

 

Comentario de la obra: 

 El 17 de enero de 2003 y conmemorando el ciento sesenta y tres aniversario del nacimiento de Antonio Aramburo, el Ayuntamiento de Erla, en un acto de exaltación al gran cantante, le erigió, en la Plaza donde está la Casa Consistorial, un busto a su memoria esculpido por el  escultor aragonés Miguel Cabré. También, la citada plaza, pasó a llamarse a partir de ese momento, Plaza del tenor Antonio Aramburo, descubriéndose un placa con la mencionada leyenda en Azulejo de Muel.

Antonio Aramburo, nacido en Erla el 17 de enero de 1840 es considerado por críticos y musicólogos de su época como un tenor "di forza" de una voz prodigiosa y dicen que en aquellos años no hubo otro igual, asegurando que fue superior a Julián Gayarre, Angelo Massini, Enrico Tamberlick y el propio Francesco Tamagno (que estrenó Otello de Verdi). el tenor aragonés aparece citado nada menos que en Los muertos , de James Joyce, y  fue el único astro lírico capaz de hacerle sombra en España al mítico Gayarre. Libérrimo y genial. adolecía Aramburo de un carácter antojadizo e histérico, propio, en efecto, de un gran divo. Una noche, por ejemplo, hallándose actuando en la Scala de Milán, abandonó el escenario a mitad de actuación, se retiró a su palacio milanés, preparó unas migas, se impuso un cachirulo y la lió a cantar jotas. En otra ocasión, en el Teatro Real, molesto porque Alfonso XII y la reina María Cristina no habían acudido a su estreno, abandonó las bambalinas y se dirigió a la plaza de Oriente para cantar a sus estatuas "Di quella pira..."

 Aramburo llegaría a ganar más de tres millones de pesetas a lo largo de su carrera. Cifra astronómica para la época, pero que no le sirvió para eludir la miseria. El Teatro Solís de Montevideo acabaría empleando como portero a quien tuvo al mundo a sus pies. Antonio Aramburo, olvidado, pobre y solo, murió en la capital uruguaya, en 1912. Casi nadie lo ha recordado hasta ahora.

 

 

Fuentes informativas: 

- Página web : http://www.enciclopedia-aragonesa.com/

Agradecimientos:

- A María José García, por haberme proporcionado las fotos del busto.