ANGEL ORENSANZ


 

 

Biografía: 

 (Larués, H., 11-II-1940). Escultor. A los catorce años inicia sus estudios en la Escuela de la Lonja, Barcelona. En 1958 viaja por España para conocer la obra de los maestros renacentistas y en 1959 ingresa en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Jorge de Barcelona. En 1965 se traslada a París, trabajando con Étienne y César en la École des Beaux Arts. En 1967 recibe el primer premio y la Medalla de Oro de escultura en la IV Bienal de Arte de Zaragoza. Viaja por diferentes países y reside varios meses en Bélgica. En 1971 obtiene la beca Juan March.

Tras una fase impresionista, tiene un período expresionista mediante altorrelieves con supresión de elementos formales, de manera que, muy pronto, lo figurativo se centra, por ejemplo, en el rostro, para situar abstracciones geométricas, de gran movilidad, en el resto de la composición. El punto culminante se basa en los relieves de cuerpos abstraidos, filiformes y antropomórficos (año 1972) rematados por existenciales fracturas de dominadora angustia.

Ya en 1969 aparece el principio de lo que será en 1972 su obra definitiva. Aludimos a una abstracción basada en el cilindro. Sus esculturas, por tanto, están abordadas desde tres criterios formales: cilíndricos, gruesas varillas que clava e irregulares por los diferentes cuerpos, pero también buscando lo totémico. En colores enteros, azul y rojo, negro y blanco, destacan por la variedad de huecos en cada cilindro para alterar su vacía presencia. Predomina un aire entre ligero e intrincado, de solitaria presencia, como si fuera un símbolo religioso y de dureza por los quiebros junto con las hendiduras como a tajos. Para contribuir al énfasis filiforme gusta de óvalos y redondeces situados en vertical, aunque se contrapongan horizontales a la base pero evitando su predominio.

Ángel Orensanz se establece en Nueva York  a mediados de los ochenta y creó la fundación que lleva su nombre en una antigua sinagoga del Lower East Side. La Fundación Ángel Orensanz para las Artes fue fundada en 1992 en Nueva York, y está integrada por artistas inspirados en la obra del altoaragonés.

En 1996 fue inscrito por la Academia Internacional de Arte Moderno de Roma  en su Albo d’Orojunto con Chillida, Manzu y Henry Moore; en 2001 , la Bienal de Arte Contemporáneo de Florencia  dedicó un homenaje a toda su obra, y un año después fue galardonado en España  con la Medalla de Oro de la Academia de Bellas Artes.

En los últimos años, el escultor ha experimentado en otros géneros del arte, como son las "intervenciones", que realiza en calles de ciudades de todo el mundo, acompañado de grandes esferas. Desde la Zona Cero neoyorquina hasta Venecia, no hay fronteras para este escultor. Ha llegado a exponer sus esculturas en el famoso Estudio 54 y sus esculturas se han plantado en el Holland Park de Londres , en el Roppongui de Tokio , en la Plaza Roja de Moscú en incluso en Central Park.

Resultaría prolijo enumerar aquí todos los galardones obtenidos por el famoso escultor altoaragonés, así como sus exposiciones en las principales ciudades europeas y americanas. En cuanto a su genio artístico, el crítico inglés Charles Spencer afirma que sus esculturas tienen una connotación arbórea, arquetípica; y, según Tapié, desarrolla un lenguaje plástico de madurez y universalidad.

Han escrito sobre la obra de Orensanz críticos de la talla de Bralf, Charmet, Dolson, Fauchart, Herman, Luis Romero, Spencer, Stone y Tapié, entre otros.

En 1979 se inauguró en Sabiñánigo, gracias a su impulso, el Museo Ángel Orensanz y Artes Populares del Serrablo